Noticias

Centenar de capturas contra extorsionistas

En un operativo de gran magnitud contra el crimen organizado y el fenómeno de la microextorsión, 400 uniformados del Gaula y otros grupos de la Policía Metropolitana realizaron 117 allanamientos en múltiples barrios del Valle de Aburrá.

La acción policial, denominada “Artemisa”, comenzó a las 2:00 de la madrugada de ayer y, aunque al cierre de esta edición continuaba en ejecución, las autoridades le confirmaron a EL COLOMBIANO que se han registrado 103 capturas, cuatro de ellas en flagrancia y el resto por orden judicial.

Según el reporte preliminar, entre las 10 bandas afectadas están “el Hueco de La María” (Castilla), “los Pájaros” (Belén), “La Miel” (Caldas), “La Viña” (Manrique), “Pachelly” (Bello y Girardota), “los Paracos del Doce” (Doce de Octubre) y algunas “convivir” del Centro, cuyos integrantes tendrán que responder por cargos de concierto para delinquir, extorsión, desplazamiento forzado, tráfico de drogas, homicidio y porte ilegal de armas.

Entre los elementos incautados hasta el momento hay tres escopetas, una pistola Pietro Beretta, una pistola de fogueo, 30 municiones y cinco proveedores.

También decomisaron tres kilos de cocaína, 200 cigarrillos de marihuana y 97 dosis de cocaína, al igual que 2’450.000 pesos en efectivo.

Este golpe se da en el marco de una operación de carácter nacional contra el flagelo de la extorsión. Los resultados definitivos se presentarían mañana en Medellín.

Un fenómeno complejo

Fuentes policiales indican que las bandas atacadas llevaban años extorsionando a los comerciantes, contratistas de construcción, residentes y transportadores del Valle de Aburrá, y que mediante intimidaciones controlan la distribución de los productos de la canasta familiar.

Las zonas perjudicadas con su accionar son el Centro, nororiente y occidente de Medellín, así como los municipios de Caldas, Bello, Girardota y La Estrella.

El reporte policial añade que esas actividades delictivas les dejan ganancias anuales cercanas a los $5.000 millones.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, destacó que se trata de un golpe histórico por su magnitud, que además puede restablecer la confianza de los ciudadanos en la Policía.

“La extorsión ha venido creciendo y por eso era tan urgente atacar el fenómeno. Pero estos capturados no solo están involucrados en el cobro de vacunas, también en homicidios y desplazamientos forzados”, dijo el mandatario.

Señaló que ahora los investigadores deben enfocarse en la persecución de los dineros producto de la extorsión, de las propiedades y bienes donde se genera el lavado de activos, para iniciar los respectivos procesos de extinción de dominio.

A partir de hoy, los capturados serán presentados ante los juzgados de control de garantías por fiscales de la Seccional de Medellín y de la Dirección contra la Criminalidad Organizada.

La mayoría de los procesados son coordinadores de zona e integrantes de base de las estructuras delictivas, dedicados a realizar los cobros de la vacuna extorsiva en persona.

ELCOLOMBIANO