Noticias

Vías pesadilla por la temporada navideña

Con la llegada de la temporada previa a la Navidad también se intensifican los trancones, las multitudes y la inseguridad que se generan por las aglomeraciones típicas de los recorridos para visitar las luces y las diligencias para hacer las compras.

Para ayudar a aliviar la temporada y evitar que salir a la calle se convierta en un problema, EL TIEMPO identificó, de la mano con las autoridades, los lugares críticos en donde es necesario prevenir para evitar caer en congestiones o ser víctimas de los delincuentes.

Se trata de zonas de toda la ciudad en las cuales se concentran los recorridos para disfrutar de los arreglos navideños, de los entornos de centros comerciales y zonas de comercio, así como de los corredores viales que se convierten en zonas de tráfico alto, incluso en la víspera de Navidad.

Si va de compras, evite llevar el carro y objetos de valor, y si va con niños, no los descuide. Recuerde que por la naturaleza de la Navidad, es difícil no encontrar multitudes y es mucho más complicado. Tenga en cuenta que desde el 26 de diciembre hasta el 5 de enero se levanta el pico y placa para vehículos particulares en la ciudad.

Compras en el norte

Usaquén Central es uno de los puntos en donde más trancones se presentan el fin de año. Según Enrique Silva, residente del sector, las luces que se ponen en el parque central interfieren en la movilidad, volviendo caótica la entrada y salida de vehículos. “Si en días normales hay embotellamientos, en diciembre es peor”, afirmó.

Recuerde que si va a la plaza fundacional de Usaquén, para evitar los trancones y aglomeraciones no debe estacionar su vehículo en el borde de la vía. Utilice la oferta de parqueaderos de la zona.

Toberín, entre las calles 164 y 167, de la carrera 19 a la Autonorte, es otro de los puntos álgidos por la presencia de outlets de ropa. Aunque hay alto flujo de personas, el mal parqueo es una de las cuestiones que más aqueja. Por otro lado, la calle 140 permanece congestionada durante todo el año, pero los vecinos argumentan que en diciembre, el problema aumenta.

En Chapinero, la carrera 11 entre calles 82 y 94 es uno de los corredores que hay que atravesar con paciencia. En este tramo se concentra tráfico que va hacia el parque de la 93 y la zona rosa. En la carrera 5.ª entre calles 71 y 68 (zona G) también aumentan los traumatismos debido al alto flujo de personas que llegan a los restaurantes.

ELTIEMPO