Noticias

¿La Administración, en deuda con las mujeres?

El año pasado la Alcaldía de Medellín hizo una inversión de 12.000 millones de pesos en programas para las mujeres y su accionar estuvo enmarcado en los proyectos del Plan de Desarrollo 2016 – 2019.

Desde la Secretaría de las Mujeres de la ciudad se indicó que aunque las estrategias estuvieron dirigidas a todas ellas, “impactamos en mayor medida a aquellas que, por sus condiciones de vida, se enfrentan a mayor grado de vulnerabilidad: víctimas de violencia, cabezas de hogar y, casi todas, de estratos 1, 2 y 3”, afirmó la jefe de ese despacho, Valeria Molina.

Prioridades de 2017

La funcionaria explicó que los dos grandes focos que se trataron el año anterior fueron el empoderamiento de las mujeres y el posicionamiento de sus derechos.

Dentro de estas dos temáticas desarrolladas se llevaron a cabo programas de prevención y atención de las violencias, en estrategias como el “dispositivo 123 mujeres” y los hogares de acogida. (Ver recuadros en la parte inferior).

La Secretaría también estuvo trabajando en la actualización de la política pública para las mujeres de Medellín. Valeria Molina resaltó que para esto se enfocaron en conocer a profundidad las situaciones actuales en la ciudad.

“Se han identificado todas las barreras que encuentran en sus entornos familiares, comunitarios y sociales, que les impiden disfrutar de sus derechos en igualdad de condiciones”, dijo.

Marta Restrepo López, activista de la Red Feminista, considera que “la Secretaría de las Mujeres hizo una improvisación tremenda, porque desconoce la situación de violencia que viven hoy las mujeres de Medellín y ha nombrado a funcionarias que no tienen experiencia en el tema”.

Durante 2017 la Secretaría también lideró el Consejo de Seguridad Pública para las Mujeres, en el que se contó con la participación de funcionarios de la Fiscalía General de la Nación, la SIJIN, Personería de Medellín, Procuraduría, Gobernación de Antioquia, Defensoría del Pueblo y ONG.

Allí se debatieron aspectos relacionados con los feminicidios y la violencia contra las mujeres, y se decidió hacer seguimiento a 41 casos que presentaban riesgo extremo de nuevas agresiones. También se trabajó en la imputación y judicialización de los victimarios.

Aumento de asesinatos

Según el reporte del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC), en Medellín, durante el año 2017 fueron asesinadas 58 mujeres, lo cual representa un incremento del 46% con respecto al mismo periodo de 2016, cuando hubo 38 casos.

La Personería de la ciudad aclaró que de las 58 muertes 19 casos corresponden a presuntos feminicidios.

Valeria Molina explicó que “es verdad que en 2017 se incrementaron los homicidios de mujeres, en su mayoría causados por personas cercanas a las víctimas, parejas y ex parejas, por cuestiones de género. Predomina el espacio familiar como sitio de las ocurrencias de los hechos”.

La concejala de Medellín Luz María Múnera dijo que Antioquia es el departamento de Colombia donde se dan más casos de feminicidio, por tratarse de una sociedad “donde impera el machismo”.

“Hacemos un llamado permanente a tomar conciencia de que la ciudad y el país están viviendo una situación alarmante en crímenes contra mujeres por razones de género”, expresó Patricia Luli, directora de la corporación Vamos Mujer.

Marta Restrepo, activista de la Red Feminista, afirmó que “el aumento de asesinatos de mujeres no está siendo atendido de manera adecuada por la Administración, ni por los entes de justicia y protección”.

Restrepo considera que los feminicidios se han abordado como acciones aisladas, limitadas, y que la reducción del presupuesto y la falta de comprensión de los asesinatos son los motivos por los cuales estos crímenes están en aumento. “La Alcaldía tiene el prejuicio de que los asesinatos de mujeres no son sistemáticos, que están relacionados con la violencia generalizada o con la existencia de grupos armados, y por eso se da la impunidad”, expresó.

Retos para 2018

Uno de los principales proyectos de la Secretaría de las Mujeres para este nuevo año es la sanción en el Concejo de Medellín de la Política Pública para ellas.

Molina comentó que, con este mecanismo, se abordarán seis problemáticas que se identificaron en 2017: violencias; reconocimiento, empoderamiento y participación política; paz, conflicto y reinserción; derecho a una vida libre y sin violencias; salud, educación y autonomía económica.

Uno de los planes que desarrollará la Secretaría será liderar con diferentes actores (sector público, empresa privada, organizaciones sociales y movimientos femeninos) una estrategia para promover el fortalecimiento económico de las mujeres de Medellín, enfocado especialmente en madres adolescentes.

“Se trata de un programa que garantice el empoderamiento, formación, e inclusión laboral que les garantice un proyecto de vida sostenible”, explicó la secretaria.

Jacobo Agudelo, docente investigador de la Uniclaretiana, considera que “hace falta integración entre la oficialidad y las instituciones que se dedican a estudiar y trabajar con mujeres y niñas de la ciudad”.

Dificultades en el camino

Dora Cecilia Saldarriaga, coordinadora del Observatorio de Género de la Universidad Autónoma Latinoamericana, afirmó que “aunque algunos programas de la Alcaldía son interesantes, hay un asunto grave en el retroceso presupuestal y eso queda reflejado en su accionar”.

Patricia Luli, experta en el tema, hizo un cuestionamiento a la Administración: “¿será que los pocos recursos que hay se deben seguir destinando a fortalecer la prevención, o se debe garantizar que las mujeres salgan de situaciones de violencia que están poniendo en riesgo su vida?”.

A continuación mostramos los principales proyectos que la Secretaría de las Mujeres desarrolló durante 2017 y que siguen durante este año. “Se trata de un programa que garantice el empoderamiento , formación, e inclusión laboral que les garantice un proyecto de vida sostenible”.

ELCOLOMBIANO