Urabà

Peajes de Urabá, cerca de una solución concertada

Una propuesta fue seleccionada para dar solución a los peajes del Urabá antioqueño.

Tras dos reuniones entre representantes del gobierno nacional y departamental, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) , los alcaldes del eje bananero, fuerzas armadas, la iglesia católica y el comité de Iniciativa Ciudadana, se eligieron dos propuestas, inicialmente, a las cuales se les midió el impacto técnico, financiero, jurídico, político y social.

Después de esto, las partes definieron una sola, que será comunicada con las conclusiones finales el día martes 30 de enero de 2017.

“Lo que viene ahora es buscar la forma de financiación, con base en los ajustes planteados de manera conjunta”, así lo indicó la Gobernación de Antioquia.

Distintas posiciones

La decisión requirió dos jornadas, debido a que las partes tenían diferentes posturas.

La propuesta del Comité de Iniciativa Ciudadana, consistía en que los peajes fueran reubicados a las afueras de Chigorodó, en la vía que hacia Mutatá, para que los camiones que transitan puedan contribuir con el pago.

Así lo indicó Alexis Rodríguez, integrante del comité, quien agregó que “no se logró conseguir respaldo oficial de parte de las alcaldías (de la región), la única que nos apoyó fue la de Carepa”.

Según dijo, las posiciones de las demás administraciones municipales fueron supeditarse a las decisiones de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la Gobernación, porque consideran que se trata de una vía de interés nacional.

El líder comentó que si no se acatan las propuestas, Urabá entraría en una “situación compleja, debido a las problemáticas sociales que actualmente hay en la zona, ya que es la segunda subregión con mayor índice de necesidades básicas insatisfechas”.

Por su parte, monseñor Hugo Torres, quien se ha encargado de acompañar a la comunidad en el proceso, propuso reubicar los puntos de cobro en dos puntos: uno antes de Chigorodó y otro después de Necoclí.

Otro dirigente de la región, quien pidió no revelar su identidad, indicó que existe un sentimiento generalizado en los habitantes de la región.

Según él, la ciudadanía no reclama por la existencia de los peajes, sino porque éstos sean puestos en servicio antes de que las obras en las vías estén terminadas. “¿Nos van a cobrar para terminar la obra? Ese es el sentimiento que está ahí”, comentó.

Además, manifestó que la situación con los peajes afecta la canasta familiar de habitantes de cuatro municipios.

“Desde gente muy civilizada hasta los más bravos, manifestaron que si no salía una solución definitiva de la reunión, esto se prendía otra vez”, dijo.

La propuesta que dio a conocer la Gobernación, a principios del mes, fue ubicar un solo peaje, con lo cual, líderes ciudadanos no estuvieron de acuerdo porque, según ellos, tendrían que pagarlo a diario y, posiblemente, con una tarifa muy alta.

Fuente: elcolombiano.com