Urabà

Bolívar, Cesar, Sierra Nevada y Córdoba, escenarios de reclutamiento de menores en el Caribe: estudio

El Centro Nacional de Memoria Histórica reveló que de los casi 17.000 menores reclutados por los distintos grupos armados desde hace medio siglo en el país, al menos 1.400 lo fueron en la región Caribe. Las AUC, los que más violentaron a los niños y adolescentes costeños.

En el Día Internacional contra el Reclutamiento de Niños, Niñas y Adolescentes, el Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh, reportó que estableció 16.879 registros sobre el reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes en el marco de medio siglo de conflicto armado colombiano. Entre estos, se encuentran al menos 1.400 menores costeños que fueron sacados de sus hogares directo a la guerra.

Estos niños y adolescentes caribes fueron víctimas del reclutamiento, según el documento, al menos 400 en el Sur de Bolívar y el Cesar (Magdalena Medio), 600 en la Sierra Nevada de Santa Marta y 400 en el Alto Sinú y San Jorge.

Así lo indica el informe ‘Una Guerra sin edad’, de 685 páginas, que tiene como objetivo principal “contribuir al esclarecimiento de dinámicas y tendencias históricas del reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes” en la guerra en el país y es el resultado de un proceso de investigación que empezó en 2015.

Indica el estudio, conocido por EL HERALDO, que el mayor reclutador de pequeños son las guerrillas, con 8.701, el 69% total de los casos. Los grupos paramilitares son responsables del 24% con 2.960 casos, los grupos armados post-desmovilización son responsables de 839 casos que corresponden al 7%, y por último la fuerza pública con 3 casos.

El primer pico del reclutamiento en la Costa se dio “con las reconfiguraciones del conflicto interno armado, en especial con la desmovilización paramilitar, el primero, producto de luchas intestinas entre los emergentes Gapd (grupos armados post-desmovilización) en Córdoba, Urabá, Llanos Orientales y Catatumbo que dieron lugar a una atomización violenta (2006-2010)”.

De esta manera, unos grupos se impusieron y consolidaron sus dominios territoriales en zonas de los Llanos Orientales, Córdoba y Urabá o en el Magdalena Medio.

Los grandes verdugos de los menores costeños fueron los paramilitares y, en menor medida, el ELN. Las Autodefensas se llevaron niños y adolescentes, sobre todo, en el Magdalena, Urabá, Sierra Nevada de Santa Marta, el Alto Sinú y San Jorge y el Valle de Aburrá. Y el ELN reclutó más en el Pacífico nariñense, Magdalena Medio (sur de Bolívar), Sarare y oriente antioqueño. Mientras que los grupos post-desmovilización los tomaron del Golfo de Morrosquillo.

La publicación, además, a manera de propuesta, “hace una revisión histórica y crítica de las políticas y mecanismos desarrollados por el país frente a la atención, reparación y prevención del reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes. Esto, gracias a que durante el proceso de investigación se contó con el apoyo de las instituciones nacionales competentes para esta problemática: el Icbf y la ARN (Agencia para la Reincorporación y la Normalización), además del apoyo técnico de Unicef“.

La conmemoración del Día de la Mano Roja es una iniciativa mundial contra el uso de los niños y niñas en las dinámicas de las guerras.

Fuente: elheraldo.co