Noticias

La deuda vitalicia con el ICETEX una preocupación del senador Armando Benedetti

Aunque el gobierno de Juan Manuel Santos implementó grandes beneficios para los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 que aspiran a tener un crédito con el Icetex, errores administrativos han ocasionado injusticias como cobros excesivos de intereses, al punto de que expertos llaman a los créditos del Icetex el nuevo Upac, el pérfido sistema de crédito de vivienda que ahogó a miles de colombianos en los 80.

Sin embargo, en el contexto de la banca colombiana el Icetex sigue siendo una alternativa benévola. Pero miles de personas que tienen un trabajo estable y buenos ingresos le hacen ‘conejo’ a la entidad. Según un agente de cobranza, por cada cien morosos, 55 son renuentes al pago.

Le puede interesar: Alarmante incremento de la inseguridad en Barranquilla denuncia el senador Armando Benedetti

“Tengo que pagar cuatro veces el valor de mi crédito universitario. Qué injusticia”. Luis Eduardo De la Ossa solicitó un crédito universitario ante el Icetex con la esperanza de millones de colombianos: tener un futuro académico próspero y benéfico y a través de él una mejor calidad de vida. Solicitó un crédito en 1999 por valor de $38 millones 600 mil pesos. La institución educativa hizo 10 giros por el monto requerido. Los intereses legales estaban por valor de $46 millones 345 mil pesos por lo que a De la Ossa le tocaba pagar en 12 años una cifra cercana a los $84 millones 960 mil pesos. El último cheque que se efectuó en 2004, se registró en julio de 2007.

“Por errores administrativos me liquidaron mal los intereses. Con una tasa del 11.39% anual determinaron mi pago en 144 cuotas mensuales de un millón 120 mil pesos. Según la fórmula de cálculo el valor mensual es de un millón 84 mil pesos. Es decir, el Icetex me liquidó mal y tiene un error de cálculo”, asegura.

En resumidas cuentas, tal y como fue liquidada la obligación crediticia y pagando 144 cuotas de un millón 120 mil pesos, el total de la deuda es de $161 millones 418 mil, es decir, más de cuatro veces del valor requerido.

“Se debe mejorar el sistema de financiación. Este debe ser igual para todos. Las que se llenan son las empresas de cobranza. Le hemos mandado cinco cartas al presidente de la república solicitando una audiencia y no nos han escuchado. Podríamos decir que los modelos de financiación anteriores al 2012 son peores que el Upac”, manifiestan.

Preocupado por el panorama de los nuevos profesionales el candidato al Senado de la República con el número 7 y perteneciente al partido de la U, Armando Benedetti, aseguro que ha fijado su interés en este y en otros aspectos de la realidad nacional y que trabajarà arduamente para resolverlos.

La entrada La deuda vitalicia con el ICETEX una preocupación del senador Armando Benedetti se publicó primero en Noticias Manizales.