Noticias

¿Se puede votar en las dos consultas del 11 de marzo?

Sobre las elecciones legislativas y presidenciales que tendrán lugar el próximo 11 de marzo y 27 de mayo, respectivamente, se ha dicho insistentemente que no será un proceso calcado de los anteriores periodos. Por el contrario, si algo tiene garantizado el debate político que se dará en las urnas en esas dos fechas es un capítulo en la historiadel Colombia. Por primera vez, después de más de 50 años de guerra, el país verá a exguerrilleros participar en política, pero también se enfrentará a uno de los escenarios más polarizados en términos electorales, paradójicamente, por esa misma razón: la firma de un Acuerdo de Paz.

Por eso, elegir a la persona que se encargará de dirigir al país a partir del próximo 7 de agosto, después de 16 largos años de dos gobiernos reelegidos -el de Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos-, se hace una decisión trascendental para el inicio de lo que podría denominarse una nueva era colombiana. Especialmente, porque la terminación del conflicto armado ha permitido evidenciar otras problemáticas igual de graves y urgentes como la corrupción que venían quedando relegadas por cuenta de tantas décadas en guerra.

Dice un conocido adagio que cada pueblo tiene el gobernante que se merece. Y a Colombia le llegó la hora de las grandes decisiones. El domingo 11 de marzo, los ciudadanos saldrán a votar para elegir al nuevo Congreso, pero también, ese mismo día, tendrán que jugar en una especie de “primarias” para hacer una suerte de “filtro político” entre los candidatos que se disputan la Casa de Nariño. Y es que, aunque algunos ya tienen listas sus estrategias, su equipo de trabajo y hasta vienen armando su eventual gabinete presidencial, otros apenas están en esa lucha para fortalecer las grandes alianzas que, según dicen, son necesarias en el proceso electoral que se avecina.

Es el caso de las dos consultas populares que se desarrollarán al mismo tiempo que los comicios legislativos. De la primera, denominada La gran consulta por Colombia hacen parte el actual senador y candidato Iván Duque (Centro Democrático); la exministra Marta Lucía Ramírez(avalada por el grupo ciudadano Por una Colombia Honesta y Fuerte), y el exprocurador Alejandro Ordóñez (avalado por el grupo ciudadano La Patria de Pie).

Esta alianza surgió de varias semanas de conversaciones entre los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, quienes buscaban representar a las voces del No. Es decir, a aquellas personas que salieron el 2 de octubre de 2016 a rechazar el plebiscito con el que el Gobierno intentó refrendar el Acuerdo Final pactado con la hoy desarmada guerrilla de las Farc. Expertos políticos afirman que el sector liderado por ambos exmandatarios representa a la corriente ideológica de la derecha en Colombia.

De la otra orilla, está la denominada Consulta interpartidista por el cambio. De ella, hacen parte el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, cuya candidatura presidencial está avalada por el grupo significativo Colombia Humana y el movimiento MAIS; y el exalcalde de Santa Marta, Carlos Caicedo, avalado por el grupo significativo Fuerza Ciudadana.

De esta alianza, se ha dicho que representa a la izquierda colombiana. Y aunque es evidente el fenómeno político en el que se ha convertido el exalcalde Petro, al punto de liderar la intención de voto en las encuestas, él mismo ha dicho que quiere participar de esta consulta para probar la fuerza electoral con la que cuenta. Desde su perspectiva, los votos que surjan de la consulta marcarán la tendencia de las elecciones presidenciales de mayo.

Sobre ambas consultas se ha especulado de todo. Empezando, por la estrategia propia que hacen en el interior de otras colectividades que ven en candidatos como Petro una amenaza, o incluso, en aspirantes como el senador uribista a una persona con poca experiencia en la política. Por ello, suman, restan, multiplican y dividen votos, y hacen cálculos de cara a la primera vuelta presidencial.

Pero en lo que no se han detenido mucho los cinco candidatos que se harán contar en las urnas en unos cuantos días es en explicarles a los colombianos cómo pueden votar, por quién, y por qué. En pocas palabras, en lo básico, pero, al mismo tiempo, lo más importante de ese proceso electoral.

¿Cómo votar la consulta?

Lo primero que usted tiene que saber es que no puede participar de las dos consultas. Eso está expresamente prohibido por la ley, en concreto, por la 1475 de 2011 que castiga la doble militancia. Por ello, cuando usted se acerque a las urnas el próximo 11 de marzo y quiera participar de la consulta popular de una u otra tendencia, loq ue debe hacer es solicitar el tarjetón de la consulta que quiera votar y, sobre todo, tener claro en cuál de las dos se encuentra su candidato de preferencia. El jurado de votación no podrá entregarle ambos tarjetones.

“Si se presentan consultas de varias colectividades, el ciudadano deberá votar en la consulta de un solo partido”, es la aclaración que hace la Registraduría Nacional. Sin embargo, es fundamental tener presente que todos los ciudadanos, independientemente de si militan o no en determinado partido político o acompañan a un grupo significativo de ciudadanos, pueden pedir ese tarjetón y votar en la consulta.

Los candidatos que pierdan en La gran consulta por Colombia (Iván Duque, Alejandro Ordóñez y Marta Lucía Ramírez), o que pierdan en la Consulta interpartidista por el cambio (Gustavo Petro y Carlos Caicedo), están obligados a respetar el resultado y no podrán presentar sus nombres para las elecciones que fueron objeto de la consulta. Es decir, no podrán continuar con su aspiración política si resultan derrotados y, mucho menos, acompañar candidaturas de otros aspirantes distintos a los que hicieron parte de la alianza.

Y como el día de las consultas será tres días después de que venza el plazo para la inscripción de candidatos presidenciales con sus respectivas fórmulas, la ley prevé la posibilidad de que dicha inscripción se haga dentro de los cinco días hábiles siguientes a la declaratoria de resultados de la consulta. Es decir, hasta el 14 de marzo.

“La suscripción del acuerdo de coalición tiene carácter vinculante y por tanto, los partidos y movimientos políticos y sus directivos, y los promotores de los grupos significativos de ciudadanos no podrán inscribir, ni apoyar candidato distinto al que fue designado por la coalición. La inobservancia de este precepto será causal de nulidad o revocatoria de la inscripción del candidato que se apoye, diferente al designado en la coalición”, sentencia la norma.

Fuente: elespectador.com