Noticias

En manos de la izquierda estaría una vez más dejar a Uribe sin candidato de bolsillo

Hace 8 años los candidatos elegidos por el entonces Presidente Álvaro Uribe para sucederlo, eran su pupilo y fiel seguidor Andrés Felipe Arias, y Juan Manuel Santos, este último, distante exministro y persona por la cual tenía un cierto grado de desconfianza, pero quien se había ganado un lugar en su partido al ser miembro fundador de este y al mismo tiempo, uno de los mayores impulsores de su reelección.

Por derecho natural, Santos fue elegido como el candidato único de La U, pero Arias, que había militado siempre en el Partido Conservador, tenía que someterse a una consulta frente a la reencauchada y poco popular Noemí Sanín.

Dicha votación se hizo a la par de las elecciones al congreso, como sucederá ahora, y junto a las de la otra colectividad que en ese momento sometió la escogencia de su candidato a una consulta abierta: el Partido Verde en el cual se disputaban el puesto Mockus, Peñalosa y Fajardo.

Para aquel entonces el país ya se encontraba bastante polarizado, como sucede ahora, y a través de las nacientes redes sociales se inició una campaña para que los de izquierda o quienes pensaban votar por la consulta Verde, pasaran mejor a sufragar por la conservadora; tenían en su voto por Noemí Sanín, la mejor forma de dejar a Uribe sin su candidato de bolsillo a la presidencia.

Efectivamente Noemí ganó la consulta y en las elecciones, sacó la mitad de los votos que consiguió en esta, la gente no había votado por ella, lo había hecho en contra de Arias. Al final a Uribe le tocó apoyar a Santos y ya todos conocemos el desenlace de esa historia.

Ahora sucede bastante parecido y de seguro el final será el mismo. El candidato del líder natural del Centro Democrático es Iván Duque, se supo desde el principio, y es a la vez el que mayor proyección tiene, pues su hoja de vida es limpia, no tiene prontuario, no ha saltado de partido en partido, tiene una amplia formación en temas públicos y privados, no ha estado metido nunca en escándalos, su imagen es fresca y tiene un discurso claro, conciso, bien amparado académicamente y muy atractivo.

Pero en esta consulta como en la de hace 8 años, los militantes de los otros partidos tendrán derecho al voto, y ellos saben que las posibilidades que tienen Alejandro Ordoñez y Marta Lucía Ramírez de llegar a la presidencia son pocas. El primero porque es un tipo radical, con un discurso aburrido, lento y retrogrado, carece totalmente de carisma y en algunas encuestas figura incluso por debajo de Timochenko. La segunda porque ya se ha quemado varias veces, su discurso es débil, ha saltado de padrino en padrino sin vergüenza alguna y el que tiene hoy, Andrés Pastrana, es totalmente impopular. Teniendo este panorama es importante resaltar que ante la poca probabilidad de que la izquierda vote en dicha consulta por Ordóñez dados sus antecedentes de sanciones a Piedad Córdoba y Gustavo Petro cuando era Procurador, el arma de ellos para “joder” a Uribe será su voto por Marta Lucía.

Pero no todo es tan perfecto para los “antiuribistas”, la consulta inerte y sin sentido entre Gustavo Petro y Carlos Caicedo que ya está claramente definida, le quitará votos a Ramírez y por consiguiente, le dará la oportunidad a Iván Duque de ganar su cupo en la carrera final por la presidencia. Será el “antiuribismo” entonces, el que decida cuál consulta votar y por quién hacerlo, y a la vez, cuál es su prioridad, si evitar que Uribe vuelva al poder en cuerpo ajeno, o reforzar la ya elección cantada de Petro como candidato único de la izquierda.

Fuente: elblasfemo.com

La entrada En manos de la izquierda estaría una vez más dejar a Uribe sin candidato de bolsillo se publicó primero en Noticias Manizales.