Urabà

Naufragio de migrantes ilegales provocó dos muertos

Panamá, 27 mar (PL) Autoridades panameñas persiguen hoy a migrantes ilegales sobrevivientes de un naufragio en las costas del extremo nororiental del país, donde murieron dos personas y otras tres fueron rescatadas con vida, informó el Sistema Nacional de Fronteras (Senafront).

Eric Estrada, director de Senafront, explicó a periodistas detalles del accidente y llamó a los habitantes de la Comarca Guna Yala y otros lugareños, a informar sobre la presencia de los prófugos, quienes huyeron a internarse en la selva cercana a la ribera, cuando detectaron la presencia de los rescatistas.

En la pequeña lancha, que se volteó por el intenso oleaje en el Mar Caribe, viajaban seis cubanos y cuatro ecuatorianos que intentaban llegar a un poblado costero del norte de Panamá, guiados por dos tripulantes, cuya nacionalidad no precisó la autoridad fronteriza.

Los uniformados encontraron dos cuerpos sin vida en playas cercanas, que pertenecían a un hombre y a una niña menor de edad, los cuales también viajaban en la lancha, que chocó contra la barrera coralina no visualizada por el patrón en medio de la oscuridad.

Al llegar al lugar los botes de Senafront, uno de los migrantes se lanzó al agua para intentar escapar y estuvo a punto de morir ahogado por el fuerte oleaje, lo que obligó a una complicada operación de rescate, mientras otros dos náufragos se mantuvieron aferrados a los arrecifes, explicó la institución.

Según los sobrevivientes, la embarcación zozobró alrededor de las cuatro de la madrugada de ayer, a 70 metros de una playa en el sector de Puerto Obaldía, cerca de la línea divisoria con Colombia, mientras se dirigía a la comunidad Anachucuna, en territorio indígena Guna Yala.

Reportes de prensa señalaron que el grupo zarpó desde el puerto pequero colombiano de Capurganá, en la ribera oeste del Golfo de Urabá, y su ruta es una de las utilizadas por las redes criminales que se dedican al tráfico de personas, cuyo destino final es Estados Unidos y Canadá.

Fuente: prensa-latina.cu