Noticias

El factor humano debe predominar en la seguridad privada

La labor de un vigilante trasciende al cuidado de los bienes inmuebles o pertenencias de un colectivo que está a su cargo, el trato humano y cordial forman parte de las características que debe cumplir, estos son algunos de los valores que debe tener un hombre o mujer que ejerce este trabajo, estar preparado en el manejo de situaciones de riesgo, porte de armas en los casos que determina la ley pero también estar psicológicamente apto para el trato con otros.

1.- El vigilante que se auto respeta y sabe respetar a los otros, eleva la calidad de vida de ambos, pues sabe recibir opiniones, se considera ser humano, se siente digno y esto en conjunto se transmite al medio, creándose una vida interior rica.

2.- Saber escuchar y ser comprensivo. Saber ponerse en el lugar de los demás. Tratar de buscar soluciones a los problemas que se les presenten a sus compañeros de trabajo en las labores diarias de seguridad.

3.- Es el reconocer los aciertos y enmendar errores. Analizar el por qué se originaron los errores y cuál es su repercusión. Es una facultad que un individuo moderno e innovador debe poseer.

4.- Es luchar contra la frustración de un mercado consumista, poseer fuerzas, sentir que se aporta a la sociedad, y que ésta lo necesita. Facultad que no debe faltar en las personas innovadoras sujetas a continuos cambios dentro del servicio de seguridad.

5.- Ante la eventualidad debe existir en sí la tranquilidad y el actuar en forma normal, ya que usted como vigilante está expuesto a diversas situaciones. Todo guarda de seguridad debe poseer este rasgo, pues los desafíos impuestos por los cambios, son demasiado duros. Aunque no es fácil detectar este factor, no se debe dejar de lado.

Ver: Simetric: ¿Cuáles son las características de un buen empleado de seguridad privada?

Un buen vigilante es la persona que cumple con su deber en forma completa, con lujo de detalles, con iniciativa, mejor de lo ordenado y no necesita que le estén recordando sus consignas. Es la persona que no será despedida de su cargo.

Un mal vigilante es la persona que no cumple con su deber a conciencia. Está en el puesto por pura necesidad o por influencias. Es la persona que no quiere a la empresa ni al trabajo que desempeña. Siente envidia y crea dificultades a los compañeros que verdaderamente trabajan por gusto. Es la persona que falta continuamente, da disculpa ante su mal desempeño y nunca reconoce sus faltas. Es una persona que pierde su empleo con facilidad y nunca tiene estabilidad. Es la persona que no tiene plena conciencia de la responsabilidad de su cargo, del concepto de “SEGURIDAD” y no sabe la implicación que tiene su mal desempeño en la seguridad del usuario.

Toda la información que requiera sobre los permisos y los requisitos que necesita un vigilante de seguridad privada los encuentra en SIMETRIC , que es una institución que presta servicios de evaluación psicosensométrica, en forma integral y expedición de certificados médicos para:

Evaluación y certificación de la aptitud psicofísica para el porte y/o tenencia de Armas de fuego, evaluación y certificación de la aptitud física, mental y coordinación motriz para conducir, exámenes de Ingreso laboral, exámenes parciales (Psicología, Audiometría, Optometría, Medicina General).

SIMETRIC es una IPS líder con cubrimiento nacional, destacada como la mejor en calidad de atención y en la prestación de servicios ofrecidos. Contáctenos al teléfono (57-1) 405-3236, Email : contacto@simetric.com.co

La entrada El factor humano debe predominar en la seguridad privada se publicó primero en Noticias Manizales.