Urabà

Se conocen nuevos detalles de la muerte de los cinco niños incinerados en Tierralta, Córdoba

La comunidad del corregimiento de Crucitos, zona rural del municipio de Tierralta, Córdoba, aún no sale de su asombro y consternación tras conocer de la muerte de cinco niños que no superan ni los 10 años de edad, incinerados tras un incendio en si propia casa.

Varios vecinos, al momento de ver las llamas, trataron de extinguirlas de inmediato. Hubo drama y pánico aquella madrugada del sábado 25 de agosto, pero al final el fuego se propagó con tal rapidez que no les dio tiempo de reaccionar para salvar a los menores.

“Yo estaba en mi casa cuando me avisaron y arrancamos para allá inmediatamente, pero cuando lleguemos ya todas las paredes y la casa por completo se habían quemado y los niños habían perdido la vida” dijo Jairo Hurtado, habitante del sector, a ‘Caracol Radio’.

Y es que fue un incendio que pudo evitarse de obtener la ayuda necearía: así suene increíble, los habitantes del corregimiento Crucito deben alumbrarse con velas o mechones en las noches por la falta del suministro eléctrico, algo que suena poco creíble en nuestros días.

Precisamente, fue una de esas velas encendidas en una noche oscura la que desató la tragedia que finalmente acabó con la vida de cuatro niñas y un niño, que eran tres hermanos y dos primos de la familia Pacheco Marmolejo, cuyas edades eran 9 años, 8 años, 6 años, 4 años y 8 meses.

En su ‘Taller Construyendo País’ desde San Jacinto, Bolívar, el Presidente de la República, Iván Duque, señaló que, lamentó lo ocurrido, y ordenó a la ministra de minas, María Fernanda Suárez, identificar las zonas del país no interconectadas y cuantificar la cobertura.

“Quiero expresar mi sentido de solidaridad a esas familias que han enfrentado ese dolor (…) en los próximos cuatro años vamos a ponerle fin a esa exclusión, es una situación fatal que se hubiese podido prevenir con el manejo de las mismas familias, pero también quiero que esas personas gocen de mejores redes”, dijo Duque.

Fuente