Urabà

Apartadó y Carepa (Antioquia), municipios afectados por vendaval

Tras el vendaval que superó los promedios generales ocurrido el pasado 11 de septiembre, las autoridades de Apartadó y Carepa, en el Urabá antioqueño, comenzaron las labores de censar a la población afectada y cuantificar las pérdidas.

En el caso de Apartadó, donde las fuertes lluvias se extendieron aproximadamente durante tres horas (de 4 de la tarde a 7 de la noche), afectó cerca de 3.000 personas e inundó el 40 por ciento del casco urbano según información preliminar.

Según las autoridades, no se presentaron personas fallecidas o lesionadas. Solo pérdidas materiales.

Manuel Montes, gestor del riesgo de Apartadó, indicó que además del casco urbano, están verificando las afectaciones en zona rural, como la vereda San Pablo, del corregimiento Puerto Girón.

“Es una vereda donde repetitivamente se afecta por inundaciones. En esta ocasión, por el volumen de la lluvia, que superó los 240 milímetros (cuatro veces lo normal) hizo que más de 170 familias (700 personas) quedaran damnificadas”, explicó el funcionario.

En lo referente al caso urbano, el alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga, manifestó que el sistema de agua lluvia estuvo colapsado debido a que las precipitaciones fueron muy fuertes.

“Activamos los mecanismos de atención con los bomberos municipales, defensa civil, el comité de gestión del riesgo, Policía Nacional y secretaría de Movilidad para atender la situación”, dijo el mandatario.

De igual forma, el mandatario aclaró que el río subió su nivel pero no se desbordó. Sin embargo, en gran parte del municipio las aguas se estaba metiendo en las viviendas.“Hemos hecho una inversión de 1.000 millones de pesos con EPM en el sistema de alcantarillado, que respondió a la evacuación de las aguas a medida que mermaron las lluvias”, explicó el mandatario.

En el caso de Carepa, una vez culminaron las altas precipitaciones, la alcaldía municipal, en conjunto con el Comité Municipal de Gestión de Riesgo, inició la atención a la emergencia, “priorizando a las familias que generaron el reporte y llamado de manera inmediata. Fue así como, con ayuda de la comunidad, se adecuaron albergues temporales para las familias más afectadas, en sectores como Acaidaná, y Parques Uno”.

Omar Escobar, coordinador de Gestión del Riesgo, contó que están levantando el censo, en el que la mayoría de pérdidas han sido de enseres y colchones.

“Las familias que hayan sufrido novedad, por favor se dirijan lo antes posible a la secretaría local de Agricultura y Medio Ambiente, ubicada en el primer piso de la alcaldía, para la realización del proceso de verificación”, informó la alcaldía de Carepa.

FUENTE: www.eltiempo.com