medellinUrabà

En Neiva, precio del mango bajó 33% y la cebolla larga subió 12%

El Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (SIPSA) informó que arrancando esta semana, las principales centrales mayoristas del país registraron un incremento en los precios de la cebolla junca.

En el caso particular de la ciudad de Neiva, específicamente,  en la Central de Abastos del Sur, Surabastos, se vivió similar situación y el precio de la cebolla junca, aumentó porque la demanda fue mucho más alta que la oferta que ingresó desde Aquitania (Boyacá); razón por la que el kilo se cotizó a $804 que representó un alza del 12,21%.

Pero por otro lado, se presentó una buena noticia con los precios del mango tommy ya que en la plaza de Neiva (Surabastos) el precio bajó en respuesta a una expansión de la oferta procedente de los departamentos de Huila y Nariño, el kilo se cotizó a $1.600, un 33,33% menos.

Otros mercados

De acuerdo con lo anterior, se observó una tenencia al alza en los precios de la cebolla junca del 63,64% en el mercado de Santa Helena en Cali, en donde el kilo se comercializó a $533; debido a la finalización de las cosechas en Cerrito y Palmira (Valle del Cauca). En Montería por ejemplo, este comportamiento se relacionó con las bajas actividades de recolección en el departamento de Antioquia que generó un alza en los precios del 56,25%, así el kilo se vendió a $1.563.

Otras verduras y hortalizas que reportaron un incremento en sus precios fueron la lechuga Batavia, la habichuela, el frijol verde, el tomate, la remolacha, el pimentón y la cebolla cabezona blanca. En el caso de la lechuga Batavia el precio mayorista aumentó un 50,00% en Montería y el kilo se vendió a $1.250; como resultado de una menor disponibilidad de este alimento que se cultivó en Antioquia. El precio de esta hortaliza también se elevó un 45,45% en Bucaramanga en respuesta a un menor ingreso de acopio originario de Mutiscua (Norte de Santander); razón por la que en la capital de Santander, el kilo se vendió a 1.333.

En el caso de la habichuela, sus precios registraron un incremento del 52,63% en Bucaramanga, 33,33% en Cúcuta y del 29,49% en Ibagué; es decir qué en la región santandereana el kilo se negoció a $1.450 a causa de un mayor envío de este alimento hacia los mercados de la Costa Atlántica originario de los municipios de Lebrija y Los Santos (Santander).

Las frutas

Según el reporte diario del SIPSA, los precios del mango Tommy reportaron una reducción en sus precios del 37,50% en la Central de Abastos de Santa Helena (Cali) a causa del inicio de algunos ciclos productivos en el Espinal (Tolima), por lo que el kilo en la capital vallecaucana se ofreció a $2.000. A su vez, con un 21,23% menos en sus precios el kilo de mango Tommy se vendió a $2.875 en la Central Mayorista de Antioquia, pues aumentó el abastecimiento de producto de primera calidad procedente de Betulia, Anza (Antioquia), Espinal (Tolima) y Cundinamarca.

Para este segundo día de la semana también se observó una caída importante en los precios de la papaya Maradol en respuesta a un alto rendimiento de las cosechas en Caldas y Valle del Cauca. Teniendo en cuenta lo anterior, el precio de esta fruta disminuyó un 13,04% en Manizales y un 10,26% en Cali, mercados en donde el kilo se entregó a $1.500 y a $1.167, respectivamente.

Finalmente, mientras que el precio del limón común bajó un 27,78% en Ibagué en donde el kilo se transó a $1.238, gracias a las intensas actividades de producción y recolección en los municipios de San Luis, Guamo y Espinal (Tolima); en la plaza de Montería esta misma variedad de cítrico registró un comportamiento al alza del 14,29%, lo que indicó que el kilo se comercializó a $1.143 derivado de un menor volumen de carga procedente de los cultivos regionales.

Los tubérculos

De acuerdo con el SIPSA, se redujeron los precios del plátano hartón verde. En Cenabastos, en Cúcuta, la caída fue del 16,37% y el kilo se vendió a $1.554. La reducción obedeció al ingreso de una mayor cantidad por la salida de nuevos lotes de producción en Saravena, Tame y Fortul (Arauca). De la misma forma, en el mercado de Montería se presentó un descenso en la cotización como consecuencia del mayor volumen de carga procedente de San Juan de Urabá y Los Córdobas (Córdoba), vendiéndose el kilo a $750, lo que representó una caída del 14,29%.

En el caso de la papa negra, subieron las cotizaciones en Manizales, Medellín y Montería 10,08%, 15,69% y 21,21%, respectivamente. En la capital de Montería, por su parte, el kilo se vendió a $1.600 debido a al ingreso de un menor volumen de carga procedente de La Unión, Medellín y Marinilla (Antioquia), mientras que a la Central Mayorista de Antioquia ingresó una menor cantidad del tubérculo por la reducción de las labores de recolección durante el puente festivo en San Pedro de los Milagros y La Unión (Antioquia).

Por último, bajó el precio de la papa criolla 30,23% en Cúcuta y 11,82% en Bogotá, pero subió 22,92% en Medellín. En Cenabastos, en Cúcuta se presentó un aumento de la oferta ante el mejoramiento del clima en Pamplona, Cácota, Mutiscua y Chitagá (Norte de Santander) lo que hizo que el clima se negociara a $1.000. De la misma forma, en Corabastos en Bogotá se contó con mayor cantidad de producto desde Ubaque, Fosca y Usme (Cundinamarca); el kilo se comercializó a $1.796. En contraste, en la capital de Antioquia el alza estuvo motivada por el menor ingreso desde Sonsón y San Vicente (Antioquia).

FUENTE: www.diariodelhuila.com