Urabà

Urabá trabaja para obtener sello de calidad en carne bovina

Como parte de la convocatoria de la Gobernación de Antioquia para el cierre de brechas tecnológicas, la Universidad Nacional, y otras instituciones académicas del departamento, como Asocárnicas -con Frigouraba-, desarrollarán un proyecto que busca garantizar la producción de carne tipo exportación con recursos gestionados por Colciencias.

En el año previsto para este proceso se espera potenciar las ventajas competitivas que ofrece el Urabá antioqueño, considerado como uno de los ejes estratégicos de desarrollo económico gracias tanto a las nuevas vías que lo conectarán con Medellín como al puerto que permitirá comercializar los productos hacia otros países del Caribe.

Con un presupuesto inicial de $500 millones, se estima que 200 productores de los 10 municipios que integran la zona optimicen sus procesos de producción tanto de carne en canal (cuerpo del animal sin piel, cabeza, vísceras, miembros anteriores y posteriores ni sangre) como de los cortes cárnicos que se adquieren en el mercado.

La información obtenida en el proyecto sobre la calidad de la carne deberá servir para identificar aspectos como tipo de alimentación, cantidad de animales por hectárea y cruces de ganados, entre las más destacadas, para luego determinar aquellos procesos que permitan producir carne de óptima calidad, teniendo como prioridad el consumo interno y la posibilidad de exportar los excedentes.

“Por el momento se ha considerado exportar a los mercados antillanos, pues por la gran afluencia de turistas, países como Jamaica, República Dominicana y Antigua y Barbuda tienen una gran demanda de cortes con excelente calidad”, destaca el profesor Jairo Humberto López, director del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA) de la U.N.

Carne de óptima calidad

En desarrollo del proyecto se tiene prevista la caracterización estructural y funcional del sistema productivo de ganado de carne, leche y doble propósito, a partir del trabajo desarrollado por el profesor Germán Afanador Téllez, de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Además se contará con un sistema de rastreabilidad de los ganados desde el momento en que salen de las fincas hasta que se obtienen canales y cortes cárnicos.

“Como las condiciones climáticas favorecen la presencia de parásitos externos, también se hará una caracterización de los tipos raciales predominantes para encontrar el ganado con mejor adaptación y que produzca la carne de mejor calidad, por medio del cruzamiento entre cebú y criollo”, precisa el profesor López.

De igual manera se tiene previsto que el proyecto permita relacionar los diferentes eslabones de la cadena cárnica, de manera que se logre involucrar al sector ganadero (concentrado en la producción de novillos pesados en el menor tiempo posible), frigorífico (enfocado en garantizar la calidad de las canales), transportador de ganado en pie, y comercializadores.

Con el fin de garantizar la viabilidad del proyecto se cuenta con Frigourabá, frigorífico de la región ubicado en el municipio de Turbo, como protagonista de excepción, puesto que el proyecto contempla la implementación del sistema de clasificación de canales desarrollado por el profesor Ignacio Amador Gómez, del ICTA.

Bienestar animal

El frigorífico deberá convertirse en eje de confluencia del sistema productivo y los comercializadores, de tal manera que se garantice un buen trato al animal durante su traslado y sacrificio, junto con la óptima conservación de las canales y su respectiva clasificación.

Así mismo se prevé llevar a cabo una estandarización de los cortes del tren delantero, a cargo de un médico veterinario experto en anatomía, junto con una descripción que permita realizar las fichas de los cortes cárnicos con las principales características: color, grado de terneza, valoración sensorial y método de cocción más adecuado, a cargo del profesor Diego Alonso Restrepo, de la U.N. Sede Medellín.

Fuente