Urabà

Deimer Usuga, asesinado en el corregimiento de San José de Apartadó

Organizaciones defensora de los Derechos Humanos colombianas denunciaron este jueves el asesinato del joven campesino Déimer Úsuga a manos de la sistemática violencia paramilitar que se vive en varias regiones de Colombia.

La organización Comunidad de Paz, a través de su cuenta de la red de Twitter, precisó que el cuerpo apareció el miércoles en horas de la tarde frente a la Base Militar del Ejército en San José de Apartadó, un corregimiento del municipio de Apartado ubicado en la zona rural, del Urabá Antioqueño, en el norte de Colombia.

La organización enfatizó que siempre han denunciado que la región hay control paramilitar y las autoridades no hacen nada para terminar la violencia.

“El Gobierno con fuerza pública y policía son responsables de los asesinatos enSan José de Apartadó, por que han permitido que el paramilitarismo crezca y controle, ya hoy aparece el primer campesino asesinado de este año 2019″, publicó la organización.

Por último, el delegado del partido de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), Pastor Alape Lascarro, expresó su condena al crimen y responsabilizó al Estado por la inacción ante esta situación.

Desde que se firmó el Acuerdo de Paz en 2016, entre la delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) , los asesinatos contra líderes sociales han aumentado.

La Defensoría del Pueblo de Colombia recientemente reveló que unos 172 líderes sociales fueron asesinados durante el 2018, hecho que conlleva a 431 homicidios registrados en el país desde 2016, cuando se firmó el acuerdo de paz con la Fuerza Armada Revolucionaria de Colombia -0 Ejército del Pueblo (Farc-Ep).

Fuente