Urabà

Ocho integrantes del Clan del Golfo capturados por masacre en Yarumal

Según las autoridades, los capturados, pertenecientes a la subestructura Julio Cesar Vargas, cometieron el 21 de enero de 2018 el homicidio de siete personas en un establecimiento comercial en ese municipio del norte de Antioquia.

Las autoridades capturaron en las últimas horas a ocho integrantes de una subestructura del grupo armado organizado Clan del Golfo, señalados de ser los directos responsables de cometer una masacre que dejó siete personas asesinadas el 21 de enero de 2018 en el municipio de Yarumal, en el norte de Antioquia.

De acuerdo con el comandante de la Policía de Antioquia, coronel Carlos Mauricio Sierra, los capturados pertenecen a la subestructura Julio Cesar Vargas, que tiene presencia en el norte del departamento. Entre los detenidos está uno de los cabecillas de la estructura, conocido como ‘El Mono’.

En el proceso de captura, fueron recuperadas siete fincas, mil millones de pesos y ocho motos, entre otros elementos que son fundamentales para la investigación que los relaciona directamente con la masacre de Yarumal, como prendas militares y equipos de comunicación. Según señaló el coronel Sierra, todos los capturados fueron enviados a la cárcel.

De acuerdo con la información de las autoridades, videos recopilados sobre la masacre fueron determinantes en la investigación que arrojó como resultado que estas ocho personas fueron quienes ejecutaron los homicidios el 21 de enero de 2018.

La masacre

El 21 de enero de 2018 siete personas fueron asesinadas en un establecimiento público del municipio de Yarumal en el departamento de Antioquia. La masacre se produjo en el estadero Las Margaritas, sitio al que ingresaron dos personas, una vestida con prendas de uso militar, y ambas con armas largas. 

Dos días después, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, dijo que la matanza obedeció a una disputa entre bandas del Clan del Golfo, o Autodefensas Gaitanistas, encargadas del microtráfico en el norte del departamento. Ese mismo día, al cierre de un consejo de seguridad, el mandatario Pérez descartó cualquier vínculo de la guerrilla del ELN con el hecho.

“La información que tenemos es que algunos de los asesinados estaban inmersos en una investigación que adelanta la Policía por narcotráfico”, dijo el entonces director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto.

elespectador.com

Fuente