NoticiasUrabà

En Murindó hasta los muertos están reclamando ayudas: Gobernación

Inconsistencias, no menores y sí preocupantes, encontró el Departamento Administrativo para la Prevención y Atención de Desastres de Antioquia, Dapard en el reporte enviado por autoridades de Murindó sobre la emergencia que atraviesa esa localidad del Urabá como consecuencia del desabastecimiento de agua.

Según informó el capitán René Bolívar, coordinador de la Unidad de Manejo de la Atención de Desastres, del Dapard, este miércoles, en el registro único de damnificados que presentó el municipio se reportaron 869 familias damnificadas, y después de hacer una auditoría encontraron que la cifra real era de 263 núcleos.

“En la cabecera no encontramos personas desabastecidas y comprobamos que en el registro había
personas fallecidas, doble registro o que ya no residían en el municipio”, afirmó, Bolívar.

La Alcaldía de Murindó declaró la calamidad pública el pasado 9 de enero con el fin de buscar soluciones a la emergencia de desabastecimiento de agua que, dijo, afectaba a 2.653 personas y a dos comunidades indígenas.

Según organismos de emergencia locales, la situación se debe a una contingencia ambiental que afectó el recorrido del río Murindó, la única fuente de agua, de acceso y salida de estas comunidades.

“El municipio, por ley 1523, debe tener una estrategia de respuesta. Estar preparados y tener fondo de recursos. El llamado es a que el alcalde inyecte el dinero”, apuntó el capitán Bolívar.

Sin embargo, el oficial insistió que hay inconsistencias en el reporte, que es el mismo que habían
entregado en años anteriores, en emergencias pasadas.

“Lo que hicieron fue repetirlo y entregárnoslo (…) El alcalde es quien tiene que asumir la responsabilidad constitucional de atender la emergencia”, concluyó.

 

www.noticiasuraba.com