Noticias

Los coletazos en Bello de la crisis ambiental de Medellín y el Valle de Aburrá

La grave crisis ambiental que atraviesa el Valle de Aburrá y en especial la ciudad Medellín podría tener unas consecuencias nefastas para todos los habitantes de la región.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá viene instalando desde hace 7 años las máquinas de monitoreo para medir la calidad del aire, estas medían un material particulado superior que no afectaba la salud humana, llamadas partículas PM10.

Luego se hizo un estudio de las partículas PM2,5, que son esas partículas que se meten a los pulmones, causan cáncer y otras enfermedades de carácter respiratorio, lo cual hizo disparar la alerta de naranja a roja.

Las PM2,5, es el material particulado respirable presente en la atmósfera de nuestras ciudades en forma sólida o líquida (polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento y polen, entre otras) se puede dividir, según su tamaño, en dos grupos principales. A las de diámetro aerodinámico igual o inferior a los 10 µm o 10 micrómetros (1 µm corresponde a la milésima parte de un milímetro) se las denomina PM10 y a la fracción respirable más pequeña, PM2,5. Estas últimas son 100 veces más delgadas que un cabello humano.

Mayores picos de contaminación en Medellín fueron a finales e 2018

En el estudio en cuestión se demostró que entre los meses de abril y octubre se presentaban los mayores picos de contaminación en la ciudad de Medellín, en razón de un tema meteorológico, es decir por el comportamiento de los vientos que por la forma del Valle de Aburrá –como una especie de taza-, los vientos que van de norte a sur por el corredor de Itagüí y Sabaneta, eran imposible que salieran o fluyeran no en razón de las montañas, sino en razón a la suavidad de los mismos.

La primera medida de la alcaldía de Medellín, la gobernación de Antioquia, el Área Metropolitana, los municipios y Corantioquia fue poner en cintura las industrias, luego se dieron cuenta que no eran las industria. Luego se limitó el parque automotor a través del pico y placa, se estudió el parque automotor y se dieron cuenta que no era el parque automotor.

Las motos son las causantes de la crisis ambiental

Se analizó que había más motos que carros y se determinó fehacientemente que las motos son el principal motivo de contaminación del Valle de Aburrá, por lo cual la medida que se adoptó fue el endurecimiento del pico y plata para las motos, primero con las motocicletas de dos tiempos y luego se extendió a las motos de cuatro tiempos.

La ampliación del pico y placa ha causado un fuerte debilitamiento de la economía del Valle, pues por ejemplo las ladrilleras de Itagüí tenían represadas cantidades industriales de ladrillos, por lo cual apagaron los hornos.

Ante este panorama la mayoría de industrian están migrando a hacia Bello y hacia el oriente del departamento. Esta situación pone en dificultades a la autoridad del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, pues tiene que decidir entre parar el transporte o parar la industria.

En opinión de los expertos la única solución es que Medellín se convierta en una ciudad ecológica, es decir prescindir de los carros y las motos, masificar el transporte público y el uso de la bicicleta.

La entrada Los coletazos en Bello de la crisis ambiental de Medellín y el Valle de Aburrá se publicó primero en Noticias Manizales.