NoticiaspoliticaUrabà

Narcotráfico: ¿Culpa de la oferta o la demanda?

La semana pasada el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cargó en contra del mandatario colombiano, Iván Duque, por el incremento de droga que ha ingresado a su país desde que este se encuentra al mando de Colombia.

“Realmente es un gran tipo, nos dijo cómo iba a detener las drogas. Pero más droga están saliendo de Colombia ahora que antes de que él fuera presidente, él no ha hecho nada por nosotros”, estas fueron las palabras de Trump.

Reacciones

No demoraron en reaccionar varios sectores de la política colombiana, unos en su defensa y otros a favor de Trump. Por ejemplo, el expresidente y líder del partido de Gobierno, Álvaro Uribe Vélez, respondió a las alegaciones y explicó los avances políticos del mandatario Duque en el tema de lucha contra las drogas.

Al igual, que el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, quien afirmó que el jefe de Estado actual había recibido “la herencia maldita de la mayor área de cultivos ilícitos”, y desde que inició su Gobierno ha enfrentado el problema mundial de la droga.

Por otro lado, el exjefe negociador de los Acuerdos de Paz con la antigua guerrilla de las Farc, Humberto de la Calle, se mostró un tanto sorprendido por las declaraciones que hizo Trump, y afirmó: “Retrovisor al revés. Como con la novia intensa: nos queremos pero una dosis de independencia es necesaria”.

A su vez, el líder de la oposición en Colombia, Gustavo Petro manifestó que se trata de una presión por parte del presidente de Estados Unidos para que se utilice el glifosato en los cultivos de coca.”Lo ve tan débil que sabe que si lo insulta se arrodillará”, expresó el líder de la Colombia Humana. Además de hacerle un llamado a que no siguiera el plan antidrogas de Trump ya “que es hora de tener una política antidrogas independiente y más eficaz”.

“Déjenme decirles algo: Colombia, tiene un nuevo presidente, realmente un gran tipo, nos dijo cómo iba a detener las drogas, pero más drogas están saliendo de Colombia ahora, que antes de que él fuera presidente, él no ha hecho nada por nosotros”: Trump https://goo.gl/53ySoh 

Sin embargo, otras voces se sumaron para afirmar que la culpa no era exclusiva del país productor sino también del país consumidor, teniendo en cuenta que Estados Unidos posee una gran cantidad de consumidores.

El embajador de Francia en Colombia, Gautier Mignot, defendió el país respecto a la acusación de Trump: “Es injusto culpar a Colombia del aumento del negocio de drogas. El acuerdo de paz en particular ha sido un gran avance. Y no se puede medir el problema solamente por las superficies cultivadas. Francia reconoce la responsabilidad compartida de países productores y consumidores“, expresó.

¿Quién tiene más responsabilidad en el problema?

KienyKe.com consultó al médico Camilo Kuan, asesor en manejo y prevención del consumo de sustancias psicoactivas en Colombia, quien afirmó que el problema de las drogas es algo mundial, y no solo de Colombia. Por ende señaló que la responsabilidad no debería recaer en un solo responsable sino en toda la cadena de producción.

“Finalmente es toda la cadena, la semilla, la planta, la producción de coca, la mafia que produce, que viene del Perú, Bolivia, cuando se cristaliza, se va por los puertos del Urabá, es toda la cadena de la coca. Los gobiernos tienen una gran responsabilidad tanto en la producción como en el consumo”, dijo.

De igual manera, afirmó que las dinámicas del narcotráfico sobrepasan la coyuntura de Trump. Ya que resolver el problema del narcotráfico no es solo resolver el problema de los consumidores y de la producción, es un conjunto, pues afirma que el eje central debe ser “acabar con la corrupción”.

“Es un tema que tiene que ver con transporte, con fronteras, un tema que tiene aduanas, control en las calles, y una asistencia a los consumidores, pero también que siga habiendo un discurso de prevención, de virar al no consumo”, aseguró.

¿Qué implicaciones tiene el comentario de Trump?

El experto en posconflicto, General (R) Jairo Delgado, expresó a KienyKe.com que la forma en la que Trump expresa su crítica no coincide dentro del mismo sistema norteamericano con algunas entidades, y puso como ejemplo que el Departamento de Estado ha hecho reconocimientos a Colombia por los avances que ha tenido en la lucha contra el narcotráfico.

Sin embargo, es necesario resaltar que en el año 2013 se observó el gran crecimiento de los cultivos de coca y con ello la producción. Colombia se convirtió en el primer país con mayor exportación de cocaína, y esto generó preocupación en la comunidad internacional.

“En ese ámbito y contexto es también que el presidente Trump hace la crítica, cuando Colombia en un momento dado tuvo 48.000 mil hectáreas, además es una forma para presionar resultados. Lo que uno diría es que el estadounidense quiere ver unos resultados distintos y tangibles frente a la reducción de la producción de cocaína”, afirmó Delgado.

El médico Kuan, respecto a lo que dijo Trump, declaró que se trata de una afirmación injusta por el poco tiempo que tiene Duque al mando de Colombia.

“Me parece injusto que se diga que no ha sido efectivo, porque son solamente siete meses lo que lleva su gobierno. Me parece que la afirmación de Trump quiere forzar más a la administración colombiana”, señaló Kuan.

¿Y la política de antidrogas de Duque?

“Se ha asumido una estrategia encaminada a mantener el programa de sustitución pero obviamente a incrementar todo el esfuerzo de intervención y de erradicación forzosa, me parece que en ese aspecto es donde hay una fulminación de los esfuerzos -sustitución y erradicación forzosa- con unas estrategias de intervención”, aseguró Jairo Delgado sobre el enfoque actual que tiene el Gobierno para el control de cultivos ilícitos en el país.

Por otro lado, Kuan critica un poco la postura que tomó el presidente respecto al tratamiento que se le da a los consumidores, a los que afirma es inevitable controlar totalmente pero que con programas de prevención, educación se puede disminuir esta problemática en el país, pues posee una alta cifra (750.000 adictos).

“En Colombia está la Ley 1566 que declara que la adicción a las drogas es una enfermedad y que es el Estado que se debe ocupar como un problema de salud pública de atenderlo. El presidente Iván Duque Exagera una norma de Policía y esta hace que el porte de Cannabis o de cualquier droga, sea dosis personal o no, no mejore. Lo único que ha cambiado es la manera que lo compran, y de consumir”, señaló el médico.

¿Qué postura debe tomar Colombia?

Ya han sido varios los sectores que le han aconsejado a Iván Duque que debe tomar una postura más fuerte y menos “arrodillada” a Estados Unidos. Sin embargo, no es un secreto que ambos países han reforzado sus alianzas y con ello han mostrado una postura política fuerte ante el mundo.

Por esta razón, Delgado aseguró que Colombia debe mantener el respeto por el acuerdo bilateral que se haya hecho en relación con la lucha contra el narcotráfico, “en el cual Colombia asume un compromiso de ejercer y diseñar una estrategia antinarcóticos encaminada a reducir los cultivos pero también a la intervención de lo que es la producción de cocaína”.

El experto en posconflicto también afirmó que como país se debe seguir reclamando una mayor corresponsabilidad, una mayor respuesta de los países consumidores pero también de los países que producen todos los insumos químicos que llegan al país para el procesamiento de la cocaína: “Hay un desequilibrio en la corresponsabilidad”.

Así mismo, resultados unidos a las estrategias bilaterales en los compromisos pactados desde el Gobierno, “incluso esfuerzos operacionales en donde el intercambio de información, el esfuerzo por identificar las rutas del narcotráfico internacional y las organizaciones”, finalizó Delgado.

“El problema no es que haya consumo, y que hay unas adicciones. Realmente el problema del tráfico y del microtráfico se da por la corrupción que está facturando todos los sectores”, concluyó el médico.

 

www.kienyke.com