politica

Liberan a hombre ligado al clan del Lamborghini en Buenaventura

Después de tres días de haber sido sacado de su casa, al lado de su hijo, Luis Hérminsul Riascos regresó hasta su domicilio en Buenaventura, donde oraban por su regreso y negaban sus  nexos con la familia Ambuila y otros funcionarios detenidos por presunta corrupción en la Dian.

En la madrugada del viernes 5 de abril pasado, siete hombres que usaban prendas de la Policía llegaron a la casa de Luis Hérminsul Riascos y, de acuerdo con algunas versiones, se dedicaron a buscar una supuesta caleta de dinero.

Ellos no encontraron dinero alguno y procedieron a llevarse a Riascos, con su hijo, de 15 años, en un carro de propiedad de la familia. Horas después el menor apareció libre  en ese vehículo.

Los allegados empezaron sus ruegos por su libertad porque Riascos no es una persona de mayores recursos y negaron vínculos con los funcionarios de la Dirección de Aduanas Nacionales (Dian), detenidos en el escándalo por presunta corrupción en esa entidad. Algunos medios han asegurado que era compadre de uno de los detenidos, lo que no está confirmado.

El domingo, cuando la familia y amigos estaban en su casa del barrio Los Pinos, en una cadena de oración por el regreso de Riascos, vieron cuando él llegaba en un taxi.

Las autoridades tienen una investigación para aclarar los móviles del secuestro de tres días y no han conocen si la liberación se produjo sin que mediara arreglo alguno, aunque sus allegados niegan que sea adinerado.

Riascos, de 37 años, padre de dos hijos y técnico electrónico es contratista en temas de energía eléctrica.

 

www.eltiempo.com