Noticias

Habitantes de Belén de Bajirá sienten que territorio y derechos siguen en el limbo

La dualidad es la constante en Belén de Bajirá, donde, pese a que hay dos inspectores, dos instituciones educativas y dos de muchas de sus dependencias, gran parte de la población dice que realmente no tienen apoyo ni de Antioquia ni de Chocó y que son un territorio en el que el país solo pone sus ojos por una diferencia limítrofe.

El corregimiento carece de un buen sistema de acueducto y pavimentación de vías, entre muchas otras de sus necesidades. Sin embargo, cada departamento asegura que hace la intervención que le corresponde y que, por ende, ese territorio es suyo.

“En todo el tiempo que lleva el diferendo limítrofe hay que aclarar que Chocó no ha hecho inversión en el corregimiento. Ni social ni de infraestructura”, dice el inspector por Antioquia Duván Benítez, quien aclara que Belén de Bajirá seguiría siendo corregimiento de Mutatá.

El inspector por Chocó, Edinson Rivas, reconoció que hasta ahora no les han llegado recursos para ese territorio. Sin embargo, anuncia que en junio la educación pasará a ser totalmente chocoana, debido a que este es un corregimiento de Riosucio.

“En este momento se hace inversión en la planta administrativa. Es lo único, porque como los recursos se los transfieren al municipio de Mutatá nuestro alcalde dice que no tiene”, indicó Rivas.

Los habitantes de esos territorios en pleito: Belén de Bajirá, Nuevo Oriente, Macondo y Blanquiceth, en su mayoría dicen sentirse antioqueños o, incluso, de ningún lado.

“Si es de Chocó pues que sea de Chocó y si es de Antioquia pues que sea de Antioquia, pero que se sepa quién es nuestro verdadero padre. Los primeros apoyos fueron de Antioquia, nosotros aquí siempre hemos sido de Antioquia.Uno va a reclamar a Chocó y dicen que es de Antioquia y va por Antioquia y dicen que es de Chocó, nadie responde”, dice uno de los habitantes.

Mientras se toma una decisión oficial, la población pide que atiendan sus necesidades básicas.

 

www.bluradio.com